Camas abatibles para dormitorios juveniles

Camas Abatibles para espacios reducidos o invitados inesperados.

Para habitaciones con poco espacio o para aprovechar el espacio al máximo, estas camas abatibles nos pueden ir muy bien.

Como cada dormitorio es diferente, dispones de soluciones de una o dos camas, verticales y horizontales, con mesas incorporadas, con marco metálico, etc…

Camas abatibles para dormitorios juveniles

Muebles juveniles con Camas Abatibles, para espacios reducidos o invitados inesperados.

Para habitaciones con poco espacio o para aprovechar el espacio al máximo, estas camas abatibles nos pueden ir muy bien.

Como cada dormitorio es diferente, dispones de soluciones de una o dos camas, verticales y horizontales, con mesas incorporadas, con marco metálico, etc…

En este vídeo puedes ver la cama abatible con los frentes AV

Otras colecciones de mobiliario

# Te indicamos cual es la tienda más cercana para que puedas ver este producto?

Si tienes poco espacio en tu habitación este reportaje sobre camas abatibles y literas te interesa

 

No son pocas las ocasiones en que una habitación es tan pequeña que si se incluye una cama o cualquier otro tipo de mobiliario se queda prácticamente sin espacio. Una solución ideal en este tipo de casos son las camas abatibles.

De esta forma, la cama, que es una de las piezas del mobiliario de una habitación que más ocupa, no será ningún obstáculo para ganar en comodidad.

No obstante, no solo son una estupenda idea en habitaciones que son pequeñas, sino que también pueden servir para ganar espacio sin más. Además, hoy en día se combina el diseño con la seguridad en su fabricación por lo que todo son ventajas.

En el caso de los espacios pequeños, solo es necesario imaginar una habitación de muy pocos metros, en la que se ha incluido una cama de matrimonio, para darnos una sensación de mucho agobio.

Se da en ocasiones la circunstancia de que es necesario espacio en una determinada habitación en que se encuentra una cama para, por ejemplo, trabajar, para revisar unos papeles o para estudiar.

En estos últimos casos, se opta por la colocación de una mesa a los pies de la cama o se opta por colocarla debajo de una ventana, un lugar que suele ser el más idóneo, pero lo que suele pasar es que nos quedamos casi sin habitación y que el agobio es enorme.

El espacio que normalmente queda es el mínimo para poder pasar y colocar una silla en que sentarse.

También ocurre en los dormitorios juveniles que los más pequeños ni siquiera tienen espacio para hacer los deberes o, simplemente, para jugar.

No obstante, si pensamos en una cama abatible podemos estar tomando la mejor de las decisiones.

En menos de cinco segundos, que es lo que se tarda en desplegar la cama, se puede estar disfrutando de las mismas prestaciones que ofrece una cama fija, pero en mucho menos espacio.

Tendremos una espaciosa cama en la que dormir y un dormitorio que gozará de gran amplitud y que tendrá un aspecto despejado.

Además, apenas hay que realizar esfuerzo ni para sacar ni para recoger la cama.

Las camas abatibles: idóneas para cualquier espacio y persona

Este tipo de camas abatibles no solo son ideales para los dormitorios sino que también se puede recurrir a ellas en el salón de un apartamento, por ejemplo, o en habitaciones que estén enfocadas para varios tipos de uso, en los que la cama solo se utiliza de una manera ocasional.

En todos estos casos los resultados son muy superiores a los que aportan las camas que son fijas.

Y es que este tipo de camas suponen un ahorro de espacio que alcanza el ochenta por ciento.

Del mismo modo, se pueden comprar solas u otras que incorporan estanterías y armarios, según sean las necesidades que existan, las medidas de la habitación en que vamos a colocar la cama y los gustos de cada uno.

El resultado de este tipo de mobiliario son composiciones en las que la cama está integrada por completo en el conjunto de los muebles. Además, sus diseños suelen ser espectaculares por lo que se ganará mucho desde el punto de vista decorativo.

Una de las dudas que suele asaltar a cualquiera que piense en camas abatibles es la cantidad de peso que serán capaces de aguantar y si serán solo para personas que no pesen mucho.

Esto pasa porque si no nos fiamos ni siquiera del peso que pueden soportar nuestras paredes, menos lo hacemos de una estructura como una cama que cuando la bajamos no se apoya en el suelo. En estos casos creemos que puede acabar arrancada de la pared.

Este no es el caso de las camas abatibles. Las camas de este tipo suelen contar con patas y, una vez que las desplegamos, el peso se distribuye entre las patas y la estructura o, lo que es lo mismo, el peso se distribuye sobre el suelo, como ocurre con una cama fija.

No obstante, la seguridad es la máxima incluso en el caso de las literas.

Una vez colocadas, las camas abatibles, que son más básicas, cumplen con el mismo tipo de normas de resistencia que se aplican a los somieres, es decir, soportan 120 kilos en el caso de las camas que son para una sola persona y 180 kilos en el caso de las camas que son dobles. No obstante, existen camas abatibles que soportan mucho más peso.

Otra ventaja de estas camas es que las puede utilizar cualquier persona.

Esto se debe, entre otras cosas, a que en los últimos tiempos se incorporaron los amortiguadores que funcionan con gas. De esta forma, se regula tanto el cierre como la apertura, dos operaciones que son muchísimo más fáciles de llevar a cabo y para las que se necesita mucho menos esfuerzo.

Del mismo modo, existen modelos de camas abatibles que pueden regular la bajada por completo, de manera que esta operación la realizan ellas solas sin que haya que sujetarlas en ningún momento.

Por todo ello, estas camas han dejado de ser un mueble únicamente para los jóvenes o para los adultos, sino que pueden ser utilizadas incluso por ancianos y por niños sin que exista ningún tipo de peligro y de una manera muy cómoda.

 

Tipos de camas abatibles

 

  • Camas abatibles verticales

  • Camas abatibles horizontales

  • Literas abatibles

  • Camas plegables

  • Literas plegables

  • Cama de matrimonio abatible

 

Camas abatibles Blink, diferentes y funcionales

Destacan las camas Blink, que permiten disponer de camas verticales que son individuales, así como de verticales dobles u horizontales para una persona. Se trata de una cama distinta y con un aspecto liviano.

El diseño de las camas Blink que te ofrece Lagrama, además, es innovador en relación al resto de las camas que son abatibles. Aquí el marco de metal es el que toma el protagonismo.

Las patas se esconden en el interior en el momento en que se encuentra cerrada y no es necesario que exista ninguna clase de manipulación para abrirla.

También existe la posibilidad de decantarse por la opción con arcón que será muy útil para guardar las almohadas o la ropa de cama. Del mismo modo, podemos personalizar el frontal a través de una impresión Avatar con la imagen que al cliente más le guste.

 

Personaliza el frente de tu cama abatible con una fotografía o ilustración

Hay que tener en cuenta, en este sentido, que el frente de la cama es como si fuese un lienzo que está en blanco. Así, cualquier estancia puede poseer una gran personalidad.

No solo se puede optar por una fotografía, sino también por uno de los muchos acabados y colores que están disponibles.

Otra de las ventajas es que se puede añadir un escritorio si fuese necesario. Para ello, se alzaría uno de los laterales que posee la estructura de una cama Blink hasta le medida estándar que poseen las mesas de trabajo. De esta forma, no sería necesario doblar la parte del costado.

Una manera de complementar este tipo de composición es por medio de las estanterías Aire. Así, el espacio será más funcional y podrá mantenerse ordenado.

Otro de los beneficios que brindan las camas verticales es que pueden adaptarse a las distintas medidas de colchón que existen para tener camas dobles o individuales.

No obstante, si lo que se persigue es una solución para los más pequeños, una cama que sea individual y que lleve una mesa incorporada será la mejor de las opciones. A través de un diseño, que es exclusivo, no existe ningún peligro de que puedan pillarse los dedos en el momento en que la mesa se está plegando.

Muchas veces se necesita una habitación para que la usen dos hermanos, las camas Dublín son una buena opción. Hay que tener presente que todo es más complicado cuando la habitación se comparte.

Una misma habitación tendrá distintas funcionalidades, máxime cuando una habitación que es juvenil suele tener usos diversos. Por ello, además de para dormir, este espacio suele servir para jugar, estudiar o almacenar.

En este tipo de situaciones las literas plegables son una buena solución, al igual que los armarios de rincón.

En el caso de las camas, estarán plegadas durante todo el día y solo habrá que sacarlas para dormir, mientras que los armarios se adaptarán perfectamente al espacio del que se disponga, mientras que las puertas Av aportarán gran dinamismo.

De hecho, se pueden hacer todo tipo de combinaciones de distintos colores en sus franjas para así contar con un toque diferente y moderno a la vez.

La composición Copenhague, por ejemplo, dispone de un práctico armario rincón que acaba con la posibilidad de discriminar cualquier recoveco que pueda haber en la habitación.

Las camas abatibles que son horizontales, como el modelo Boston, son también una buena manera de ganar espacio.

 

La seguridad es muy importante para Lagrama

Es muy importante reseñar que las camas abatibles de Lagrama son plenamente seguras, dado que cuentan con un sistema de bloqueo y de freno en el momento en que se abren con el fin de que no se puedan cerrar solas.