Seleccionar página
Elegir la cama perfecta para tus hijos no es algo fácil aunque lo parezca. Esta tiene que ser atractiva para ellos, pero también cómoda y segura. Para los padres en cambio, tiene que ser práctica.

Y quizás cuando has leído la palabra “segura” te has extrañado, pero es que la seguridad es muy importante sobre todo teniendo en cuenta que quizás tu hijo va a pasar a dormir de la cuna a una cama y por lo tanto elementos como delimitadores o protectores de cama, pueden hacer que tu hijo se libre de alguna caída mientras duerme.

Pero no quiero adelantarme, vamos a ir viendo punto por punto que aspectos hay que tener en cuenta para elegir correctamente la cama de nuestros hijos.

Diseño divertido

No podemos olvidar que se tratan de niños, por lo tanto tenemos que elegir una cama que les resulte divertida e incluso que inspire su creatividad.

Un ejemplo sería la cama que veréis a continuación.

 

Como puedes observar, es un lugar mágico en cuanto a decoración, pero es que además hará que a tus hijos les encante estar cerca de su cama. Ya sabes que los niños son muy fantasiosos y crearle un lugar de cuento les encantará.

 

Y tranquilos, se puede colocar un acople de seguridad para que tu hijo o hija esté a salvo de una caída, así como adaptar la altura, colores y todo lo que quieras. Estas composiciones son muy modificables.

 

Necesidad de uso y seguridad

Como he comentado al principio puede ser que acabes de hacer el cambio de cuna a cama con tu hijo, por lo tanto querrás algo que asegure que no se caiga de la cama. Para eso, lo ideal es un sistema que haga de tope para que tu hijo por muchas vueltas que de, no esté asegurado.

 

Pero sobre todo, para elegir la cama o el dormitorio juvenil tenemos que tener en cuenta, obviamente, cuantos hijos tenemos o tendremos en el futuro. Si tenemos varios hijos o nuestra idea es tener más descendencia en un futuro próximo y nuestro espacio es reducido, lo ideal sería utilizar literas, de esta forma no tendrás problemas de espacio en el futuro ni te tocará cambiar el mobiliario.

Pero lo mejor es que a día de hoy hay preciosos diseños de literas, que no solo te gustarán a ti y a tus hijos, sino que por su composición pueden resultar muy prácticos.

 

Tamaño de la habitación

El tamaño de la habitación es muy importante, ya que quizás esta es pequeña y no podemos permitirnos poner la composición que más nos gustaría, pero para eso hay tres tipos de camas que nos pueden solucionar la papeleta, las literas (como he comentado anteriormente), las camas nido y las camas plegables.

 

Camas nido

Esta imagen corresponde a Dormitorio juvenil con cama nido

Las camas nido ayudarán a gestionar tu espacio, ya que la cama de tú hijo estará apoyada sobre cajones o pequeños armarios que tu elijas, de esta forma podrás utilizar estos espacios para guardar su ropa y prescindir así de un armario o por lo menos tener un espacio extra de almacenamiento. Y aunque tuvieras espacio de sobra, este tipo de camas son muy útiles para guardar la ropa de cama, mantas, etc, sin tener que echar mano de los armarios utilizados para la ropa.

Además, las camas nido suelen tener arrastres que contienen una segunda cama. Este arrastre se puede cambiar por cajones si así se desea.

 

Camas plegables

Sin duda, la joya de la corona en cuanto a optimización del espacio son las camas abatibles o  plegables. Una vez que las camas son plegadas, es como si no existieran. Por lo tanto toda la habitación podrá ser una zona de juegos sin que la cama sea un estorbo.

 

 

Muchas familias utilizan este sistema para una segunda cama de la habitación de los hijos, de esta forma cuando ellos quieran que algún amigo se quede a dormir en tu casa no habrá problema, ya que tenéis preparada su cama plegable, y mientras tanto, el espacio está libre sin que una cama obstaculice la limpieza o el juego de tus hijos.

 

¿Qué tamaño elegir?

En la elección de la cama piense que su hijo va a crecer muy rápido. Por lo tanto no caiga en el típico error de elegir una cama pequeña, por que le durará dos días. Tampoco hablo de elegir una cama de 2×2, pero si una que le permita crecer durante años y poder moverse en ella sin que el tamaño de la cama le suponga un problema.

Una de las medidas más populares es la de 135cm de ancho, ya que permite alargar la vida de la cama aunque nuestros hijos crezcan.

Otro punto importante es que en Lagrama tenemos camas de 105cm de ancho, ya que hay ocasiones en las que la típica cama de 90cm de ancho se queda corta.

 

¿Qué les gusta a tus hijos?

Si a tus hijos les gusta el futbol ¿No crees qué estarán encantados de tener una habitación con decoración futbolera? Esto es indispensable, por que pasarán muchos años en su habitación y esta debe ser cómoda y bonita para ellos. Por eso deberás tener en cuenta sus gustos en aficiones y también en cuanto a colores.

En Lagrama tenemos las habitaciones Cottage que sin duda son las que mas le gustan a los pequeños ya que dejan volar su imaginación. Hemos visto la opción Cottage con litera al principio del artículo pero también está disponible con una sola cama como en la siguiente composición e incluso podrías añadir una cama nido en vez de los cajones que se muestran en la siguiente imagen.

 

Conclusión

Para concluir y a modo resumen. Tendrás que elegir una cama divertida y adaptada a los gustos de tu hijo, que sea segura para que si tus hijos son pequeños no se lastimen. Tendrá que tener un tamaño adecuado teniendo en cuenta que tus hijos crecerán rápido, y sobre todo y muy importante, tendrá que adaptarse al tamaño de tu habitación de tal forma que aproveches cualquier espacio posible para hacer de un lugar pequeño un lugar con muchos secretos.

 

No te olvides de visitar algunas de nuestras secciones más importantes
Habitaciones Juveniles
Salones
Armarios
Camas de matrimonio
Camas Plegables
HomeOffice